Qué agradable es recibir un buen cumplido de vez en cuando y qué bien nos viene esta guía de Malatutos para ser la estrella fulgurante de los comentarios positivos. De todos modos, es esencial dominar la cronología del piropo; por ello remarco que siempre es mejor que sea de cuando en vez, ya que si se produce todos los días y a todas horas, qué empalago y qué cosa rara. Como que algo huele a podrido en Dinamarca, ¿no? [Usted introduzca una cita de Shakespeare en su discurso y quedará como dios]. El truquillo reside en dar con el equilibrio perfecto, pues hay ocasiones enLEER MÁS

Que no es lo mismo que ir de graciosa, ojo. Aclarada esta cuestión de suma importancia, no negaré que he cambiado el título unas mil veces con el fin de no parecer una persona vanidosa, pero no ha habido manera de que el apaño quedara bien. A ver cómo se las arregla una para decir con modestia que se hace mucha gracia a sí misma. Imposible. Parecerás una creída hagas todas las combinaciones de palabras posibles, así que me he tirado a la piscina y lo he simplificado en cuatro: ME HAGO MUCHA GRACIA. Y así lo debería haber dejado en un principio ya queLEER MÁS

Al grano, que son tres horas de peli [Aviso: spoilers] Pues resulta que la película comienza con el bodorrio de la hija de Don Vito Corleone (el Brando), y alucinas con el fiestón allí montado. Aunque lo que más me llama la atención es que se parece bastante a las bodas de mi pueblo excepto que, no es por nada, señor Corleone, pero me faltaban las fuentes de langostinos. Perdón, de emulsión de langostinos, que es lo que se lleva ahora. Total, que un nivelazo de casamiento. Y no penséis que el Padrino contrató un trío musical con el organillo Casio. ¡No no no! SeLEER MÁS

¿Todavía sueltas lo de que El Padrino es tu peli favorita aunque no la has visto en tu fucking vida? Qué fortuna tienes de poder contar con Mala, ya que gracias a su exquisito criterio y a su amplio conocimiento intelectual, podréis descubrir verdaderas cucadas o, por el contrario, evitaréis tener que soportar un zurullo de los gordos. ¡Muy pronto en sus dispositivos electrónicos!  LEER MÁS

Recientemente, el Costi y yo decidimos que sería buena idea irnos de fin de semana de desconexión total. Y dado que mi reto era conseguir relajarme, dicha tarea debía comenzar desde casa; así que me acerqué al Costi con sus trescientas pestañas abiertas con alojamientos diversos, me senté a su vera, a la verita suya y le dije mientras señalaba con el dedo: “Esta habitación, esta fecha y este destino”. Para qué liarse. Llegamos un viernes a la casita rural totalmente sudados, hambrientos y con pinta de guiris. Como tales, en menos de un cuarto de hora ya estábamos en la zona de la piscina,LEER MÁS

Eso es imposible. Así que si quiere seducir de forma elegante, DEJE USTED DE LEER ESTE TEXTO. Partiendo de esta simple premisa, poco podemos hacer; aunque cierto es que existe un público que admira lo espontáneo y la torpeza. ¡Pues claro que sí! Yo, por ejemplo, no sé obrar de otro modo, así que si quieres ligar en condiciones y como es debido, es absolutamente obligatorio parecer medio lerda. Es más, desconfío de todos aquellos que cortejan a la perfección, ya que ligar implica hacer el panoli en el 100% de los casos. De hecho, este rasgo se ha configurado como el pilar fundamental deLEER MÁS

¿No sabes cómo disimular cuando te enseñan un bebé muy feo? ¿Quieres esconder que te estás cagando de la vergüenza? ¿No eres capaz de ser una pedazo de borde? Tranqui troncos y troncas, que aquí llega Mala con sus amplios conocimientos sobre la vida, basados en años y años de experiencia pifiándola una y otra vez. Así que muy pronto para todos vosotros: ¡¡LOS TUTORIALES DE MALA!! Queda muy poco para el estreno. Qué nerviosssssss.LEER MÁS

Resulta que hay días que se me da por hacerme la supersociable y, aprovechando que en mi pueblo hay fiestas patronales dejo caer que, aquellos que quieran, se traigan a sus jóvenes vástagos para pasar la tarde en las atracciones de la feria. Este plan de ultradiversión total nace del propósito que me he marcado para dejar de ser un bicho, y convertirme así en una persona nivel-normal que propone actividades de inagotable desparrame para toda la familia. La idea está bárbara, así de primeras. Vamos, vamos… ¿quién no quiere pasarse el horario vespertino bajo un sol abrasador que ha decidido instalarse justo el díaLEER MÁS