A ver si resulta que soy superdotada

A ver si resulta que soy superdotada

Mala superdotadaTras finalizar una tarea recomendada por el Doctor C. (siempre es un placer volver a recordarlo, ¿verdad?) en la que tuve que recopilar por escrito una serie de datos durante tres meses, me quedé petrificada ante aquel tráfico de ideas y cosas y reflexiones y obsesiones entrecruzadas y pensamientos y percepciones. Qué buen ejemplo para mostrar esa bello recurso literario llamado polisíndeton, ahora que me doy cuenta.

Y es que en mi cabeza siempre hay polisíndetos. Es como si nunca acabase de pensar en algo. Y esto Y lo otro Y aquello Y lo de más allá. Y, Y, Y, Y…..No hay final, amiguitos, esta cabeza nunca descansa. Me ocurre en todas las circunstancias de mi vida, sobre todo cuando estoy haciendo cola en cualquier sitio. Pongamos: la charcutería.

Ahí estoy yo con el ticket número 86 en la mano cuando todavía van por el 71. Bueno buenooooooo. Ya tenemos el ambiente ideal para utilizar esta funcional conjunción copulativa. Empecemos pues: “y si me voy y pillo el jamón york ya precortado? ¿y si me voy y vengo mañana y entonces veo lo que hay en la nevera y hago la compra mejor y traigo la nota y veo si necesito el Fairy? ¿Y si espero por mi turno y me atiende la chica que lo corta tan bien y mientras voy haciendo la compra y ya de paso cojo la leche y el café y los yogures y…los yogures mejor no, que ya tengo, y los cereales y.….

– “¡NÚMERO 86, POR FAVOR!”

….¿Y si voy ahora mismo a casa y cojo la bolsa de la compra y vuelvo antes de que me toque y así no llevo bolsas plásticas y voy más cómoda con la mía y si me doy prisa yo creo que me da tiem…..

– “El 87, POR FAVOR”

En esto, me fijo en el marcador electrónico o cómo se llame el aparatejo ese e iban ya por el 88. Nada nuevo, la historia de mi vida.

El problema ahora es el siguiente, dada mi fobia a molestar, a tener morro o a ir de listilla, en ningún momento dije eso de: “¡Ay…que el 86 era yo!” Pensaréis que soy boba de remate pero yo no soy así ni borracha. Con lo cual, ojo a mi método:

Esperar a que se vaya todo el tropellón y si en algún momento aquello se vacía, voy con mi ticket ya hecho un trapo el pobre (me ha dado tiempo para hacer un barquito de papel, hacer luego un churrillo, deshacerlo y volver a hacer otro barquito de papel), levanto la mano y pronuncio muy dignamente: “perdona es que estaba distraída y se me fue mi turno”. La dependienta me mira entre raro y con pena. Pero lo más patético es que solo compré jamón york, y encima, uno exactamente igual a los que había en los estantes de los envasados!

Consecuentemente, no me queda más remedio que constatar que tengo una mente privilegiada. Sí, y mirad con qué desparpajo lo cuento. Me baso para afirmar tal axioma universal en ese caos, esa M-30 que tengo aquí dentro del cerebelo, encéfalo y esto…¿cómo se llamaba?…eh…..bueno, que no conozco más partes.

Este sería un momento de esplendor testosterónico para mi Costi, que le encanta quedar de hombre-ciencia y siempre me viene con palabros rarísimos. “Cari, pues eso salía en el libro de Naturales de Santillana”, me suelta. Qué pesao, siempre con lo mismo. “A ver, listo, ¿sabes por ejemplo cuáles fueron los verdaderos motivos por los que rompieron Angelina y Brad? Pues búscalo en un libro de Santillana, puede que lo encuentres”:::::::::Tomaaaa::::::::

Hala, ya me he ido por las ramas, cosa que sabéis que no suelo hacer habitualmente. Me conocéis de sobra. Yo soy una persona cabal y que va directamente al grano. Ser concisa es mi gran aliado, así que  jamás me enrollo; ya que eso provoca que el interlocutor pierda la atención por unos instantes y, por ende, el objetivo del mensaje no es percibido en su totalidad.

Pues como estáis comprobando perfectamente, no me lío en absoluto. Siempre al grano, al núcleo.

Eh……………¿DE QUÉ NARICES ESTÁBAMOS HABLANDO?

Ay, nada que se me ha ido la pinza otra vez, y oye, qué raro, porque ya os digo que soy la dueña de la concreción.

Ah, ya me acuerdo, que os contaba que me he pasado toda la vida acomplejada por no ser una lumbreras y a ver si va a ser que sí. Es más, ¿os imagináis a Albert Einstein sin un ritmo endiablado de ideas? Esperad, que lo mismo solo tuvo una y se acabó. Si fue así, menudo timo. O sea, se le ocurrió lo de que el tiempo es relativo y venga, a vivir de rentas. ¿Y de este tío dicen que fue un portento de la naturaleza? Buah, pues ya ves.

Lo de estar todo el día dando vueltas a algo y venga gira que gira sobre cincuenta cosas a la vez, eso no lo hace todo el mundo. Yo ahí lo dejo.

Anda que no tengo yo pensamientos súper metafísicos que van conectando con otras reflexiones, pudiendo derivar en una fórmula de esas que a más de uno le han solucionado la vida. Y si no la encuentro, buscaré en algún libro de Santillana, que algo aparecerá.

4 comentarios

  1. 😂😂😂😂 Que bueno!!!!
    Me encanto lo de POLISÍNDETO, le da un carácter como más cientifico, tanto como el E=mc2(no se como poner una potencia en mi tablet)😂😂😂😂
    Ahhh! Pues claro que eres SUPERDOTADA, pero seguro que acabas SUPERAGOTADA😂😂😂😂😂

    You’re the best
    I

    1. Author

      Superagotada, superalocada, súper-superada por todo. Y siguiendo con las figuras literarias, no hay hipérbole suficiente para expresar tanto agobio.
      Gracias. Me alegro de que hayas pasado un buen rato.
      Para eso está la vida.

  2. Pues otro rato súper divertido que me has hecho pasar! Tú no eres mala, eres buenísima!! Gracias! Las “agobiadas” como nosotras Einstein no sé si seremos😂, pero relatividad nos sobra un rato😉! Que si hago esto o hago lo otro… Cuesta decidirse😢. Ah y tanto “polisindetizar” en la cola del súper no tiene por qué ser algo malo mujer, te ayuda a llevar los minutos interminables de la espera. Yo se lo recomendaría a todo el mundo. Con un poco más de atención prestada eso sí jiji.
    Por cierto, el Santillana ese milagroso dónde lo venden??

    1. Author

      Muchas gracias! Qué lindo que te digan cosas bonitas.
      O sea, que tú también eres polisindetora? Yo depende del día, puedo cambiar la conjunción copulativa por una adversativa. Y es que si tengo el día chungui, estoy todo el rato PERO, PERO, PERO, PERO…. 🙂

      En cuanto al Santillana, hay que preguntarle al sabelotodo del Costillo. Con un alambrico del pan Bimbo y un libro de estos, te arregla el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *