Yo no sé cómo funciona esto del tiempo: entre que un señor fue un adelantado asegurando que era relativo y que otros señores viven atrasados con su Franco y su aguilucho, en realidad no tengo ni idea de si el tiempo corre deprisa o no. Pero por lo de pronto, y a lo tonto a lo tonto, ya ha pasado un año desde que esta humilde servidora dio salida a un proyectillo bobalicón aunque hecho de forma muy amorosa. De ninguna manera se acompañó de ínfulas ególatras o de objetivos absurdos e irrealizables. Por dos motivos; uno, porque no dispongo yo de ego suficiente comoLEER MÁS

¿No sabes cómo disimular cuando te enseñan un bebé muy feo? ¿Quieres esconder que te estás cagando de la vergüenza? ¿No eres capaz de ser una pedazo de borde? Tranqui troncos y troncas, que aquí llega Mala con sus amplios conocimientos sobre la vida, basados en años y años de experiencia pifiándola una y otra vez. Así que muy pronto para todos vosotros: ¡¡LOS TUTORIALES DE MALA!! Queda muy poco para el estreno. Qué nerviosssssss.LEER MÁS

¿Eres de las que saludas a alguien por la calle y luego te tiras las cuatro horas siguientes comiéndote el tarro? Que si solo has dicho hola, o que te has pasado de efusiva y has parecido medio lerda, que si no has saludado mientras que la señora sí; y, oh, vaya, ahora va a pensar que soy una maleducada. ¡Qué digo maleducada! ¡Directamente le pareceré una asesina de niños! Y oye, venga a darle vueltas y vueltas una hora tras otra, y venga angustiada, que te quieres morir, porque no me digas que no es para menos, porque con lo maja que es laLEER MÁS