Y para mi dermatóloga, para ser exactos, que vigila todos los lunarcillos de mi cuerpo serrano con una lupa, incluso los espacios que hay entre los deditos de los pies. Con lo cual, no solo tienes que estar pendiente de haberte depilado bien, sino también de no llevar pelotillas de lana en los pies, porque ya sabéis que aquí, mi menda, es un friolera y va con los pinreles repletos de pelotillas de pelusas de mis míticos calcetines con 80% lana merina. Me gustaría encontrarlos al 100%, pero en un mundo de poliésters, ya poco puedo hacer. Y lo peor de todo es que teLEER MÁS