Yo es que soy rarísima. Resulta que me muero de la vergüenza si tengo que hablar con el presidente de la comunidad de vecinos, pero luego me marco sin problemas el pasito de Michael Jackson en el vídeo de Beat it. Ojo, todavía me queda mucho para ser la loca del pueblo, ya que mis coreografías callejeras solo las hago si voy acompañada, que queda como mucho más normal, dónde va a parar. Es más, si tú te arrancas a hacerte un Beyoncé en la zona de las terrazas, así visto, la verdad es que parece un poco fuera de lugar; ahora bien, si leLEER MÁS

Son tiempos inciertos para el humor y eso me entristece. ¿Qué está pasando ahí fuera? ¡Que alguien me lo explique pero ya! Resulta que ahora todo es una ofensa y, no; no voy a ir por el camino facilón de “pues toda la vida se ha llamado así y no ha pasado nada”. Desde luego que no acudiré a ello para defender mi discurso porque, según mi opinión, la tradición jamás es un eximente de nada. Es más, a mí las tradiciones me traen bastante por culo. Hala, ahí; comienzo arrasando. Continúo: Las tradiciones son unas costumbres que las empieza o las dicta un fulanoLEER MÁS

Que no es lo mismo que ir de graciosa, ojo. Aclarada esta cuestión de suma importancia, no negaré que he cambiado el título unas mil veces con el fin de no parecer una persona vanidosa, pero no ha habido manera de que el apaño quedara bien. A ver cómo se las arregla una para decir con modestia que se hace mucha gracia a sí misma. Imposible. Parecerás una creída hagas todas las combinaciones de palabras posibles, así que me he tirado a la piscina y lo he simplificado en cuatro: ME HAGO MUCHA GRACIA. Y así lo debería haber dejado en un principio ya queLEER MÁS

¿Eres de las que saludas a alguien por la calle y luego te tiras las cuatro horas siguientes comiéndote el tarro? Que si solo has dicho hola, o que te has pasado de efusiva y has parecido medio lerda, que si no has saludado mientras que la señora sí; y, oh, vaya, ahora va a pensar que soy una maleducada. ¡Qué digo maleducada! ¡Directamente le pareceré una asesina de niños! Y oye, venga a darle vueltas y vueltas una hora tras otra, y venga angustiada, que te quieres morir, porque no me digas que no es para menos, porque con lo maja que es laLEER MÁS