Es el mejor título que he encontrado para agrupar ese tipo de programas en los que en principio se va a cantar pero, aprovechando la coyuntura, ya de paso hacen el idiota, cuentan sus miserias para dar penita o van a hacerse famosos para salir luego en el Lecturas. Y lástima que la Interviú ya no existe, porque hacerse una portadita era otro de los grandes clásicos. Pero ante todo, y aunque no lo parezca, me han dicho que el objetivo de estos espacios televisivos es convertir a sus concursantes en estrellas de la música o como quiera que se llame eso que hacen. Además,LEER MÁS

Yo no sé qué pasa, pero cuando alguien cuenta que vio algo de la mierdi-tele fue porque estaba haciendo zapping. Pongamos que estás con una película de Lars Von Trier, y eso; que haces zapping un ratillo y justo te paras dos segundos en el programa de los vestidos de novia, donde descubres que la chica se queda con el modelito de escote corazón. Así que comentas con el Costillo: “pues era mucho más bonito el de escote barco, no me digas”. El Costillo, que a marujo no le gana nadie me responde : “ ¿pero tú te has fijado en su familia? Menuda pandaLEER MÁS