Qué bien se está con mi cafecito. ¿Algún problema?

Qué bien se está con mi cafecito. ¿Algún problema?

mala terraza[“ Disculpe, ¿podría traerme otro cafecito con leche, por favor?”]

Me tenéis que perdonar pero estoy aquí en una terracita pidiendo un nuevo suministro al camarero, al mismo tiempo que muevo mi silla sin parar, buscando ese rayo de sol ideal que incide en la vértebra adecuada de tu espalda. A ver, a ver…yo creo que veinte centímetros más hacia a la derecha…voilà. Lo tenemos: la postura perfecta.

[“Sí, descafeinado, gracias”]

Ah, nada, que ha venido otra vez el chico a preguntarme si lo quería descafeinado. Quizás le suene  mi cara, porque una es de las que hace caiditas de pestañas por doquier. Y aunque dentro de mi cabeza puede quedar coquetón, lo más probable es que parezca una maníaca sexual.

Pero he de decir a mi favor, que yo siempre intento ser lo más democrática posible en mi vida. Y le dedico mis mejores y más entrañables caídas de pestañas a la señora de la Oficina de correos, al carnicero, a la contable de la comunidad de vecinos o al mecánico del taller. Como veis, lo normal.

Pues oye, qué a gustito se está aquí. Con mi cafecito y su espumita a las 11:30 de la mañana, observando la belleza de la vida cotidiana, aunque ¡¡¡oh, noooo…!!!:

Ex-compañera de estudios: – Malaaa. Holaaaa. ¿Y tú qué haces ahí a estas horas? ¿Estás de vacaciones?

Yo: – Errr…no.

Ex-compañera de estudios: – ¿Entonces estás en el paro?

Yo: – Err…sí…Bueno, no. O sea, sí…. (LA QUE ESTÁS PARADA ERES TÚ, SO IDIOTA. QUE TIENES EL CEREBRO MÁS PARADO QUE LAS LISTAS DEL INEM). No..nadaa, aquí estoy tomándome un cafecito. Nos vemossss (con una sonrisa de oreja a oreja, dedicándole mis mejores empastes y endodoncias. El saber estar, ante todo).

Ya veis, me la saqué de encima con una inusual practicidad. Qué raro.

Bueno, el caso es que estaba yo aquí, al solcillo primaveral, apuntando alguna cosita para el blog cuando pasa una vecina de toda la vida. Sin acercarse demasiado porque parecía que iba con prisas, se da unos cachetitos en la mejilla indicando el morro que yo me gastaba, a la par que me suelta en voz alta:

“Qué bien viven algunos, ¿eh? Así va el país. Jajaja”

Y aquí vino mi contestación: “Diga que sí. En las terrazas se está estupendamente. Taluegooo”.

(ANDE Y TIRE PALANTE, PEDAZO DE MOMIA GERIÁTRICA. VAYA SI NO CAMBIARÍA USTÉ TODO EL TITANIO QUE LLEVA EN SU CUERPO POR UN MINUTO DE MI INTERESANTE Y ATRAYENTE VIDA. ASÍ QUE SOLO ME QUEDA DECIRLE QUE EL PAÍS VA COMO EL CULO, PERO A MÍ ESTE CAFECITO ME ESTÁ SABIENDO DE PUTA MADRE).

Pero esto último se quedó en mis más intimos pensamientos. Lástima.

Ante este panorama, concluyo entonces que me están llamando vacaburra, mientras ellos actúan como mentes emprendedoras y se dan unos aires que ni los dueños de Microsoft.

Que sí, ya sé que son frases hechas, meras convenciones sociales o simplemente un chascarrillo sinonímico de “qué fantástico verte a gustito”. Entonces, ¿por qué no dices eso y acabas antes? Uy nooooo. ¿Cómo se puede ir por la vida diciendo cosas agradables a la gente? ¿En dónde se ha visto eso? ¡Menuda desfachatez!

Mucho mejor el método de someterte a un tercer grado, ¡dónde va a parar! Así acabo yo mintiendo a unos, diciendo la verdad a otros; y luego me olvido de todo y entrecruzo caras con historias. ¡Un lío del copón! A puntito estuve de hacerme un Excel tal que:

Mosca cojonera Versión de la trola Tipo de jornada Cotización
Pariente cualquiera Sí trabajo Jornada completa La mitad
Medio-amiga Sí trabajo Media jornada Todas las horas
Vecino No trabajo Baja médica Esperando el alta
Compi de estudios Sí trabajo Media jornada Parte en A / parte en B

¡Andaaaa! ¡Mira qué cómodo era llevar esta chuletilla en el bolsillo! La de caos mentales que me hubiera ahorrado tras las tres peguntas clásicas:” ¿Trabajas actualmente?” “¿ A jornada completa?” “¿Y te hacen contrato?” Que ya casi le contestas: “Y esto cuándo sale? En el telediario de las tres?” Porque la única respuesta a este interés socio-económico por parte de esta gente es que sean enviados especiales de la Agencia EFE. Además de que destilan clase y discreción, sin duda alguna.

La culpa de todo la tuvo un señor que una vez pronunció: “El trabajo dignifica al ser humano”.  ¡Diga usted que sí! ¡Sobre todo a Bárcenas! ¡Qué persona más digna y noble y qué ejemplo para los trabajadores!

Pues esto se lo explico yo en un tris al señor de la frase. Usted verá, lo que nos dignifica; lo que nos hace elogiables es lo que aportemos a los demás y a nosotros mismos. ¿Que por ciertos motivos me conviene estar sin trabajar? ¡Ea! ¿Que tengo derecho a hacer lo que desee con mi vida y mi tiempo? ¡Pues sí!, tanto sea neurocirujana como encofradora.

O sea, ¿únicamente soy catalogada como útil si realizo una actividad remunerada? ¿Y dónde queda lo de escuchar a la gente que me quiere, amar a los que me aman e intentar aportarles cosas bonitas? Y si esto no fuera poco, ¿sabe en lo que trabajo yo mucho? En ARREGLAR MIS DICHOSOS RIZOS TODOS LOS SANTOS DÍAS PARA ESTAR PRESENTABLE, ya que perdone, pero si junto las horas que les dedico a la semana, puede que me salgan las cuarenta estipuladas.

Pero usted lo que es, es un amargao, un varas. Todo el día con el trabajo paquí, trabajo pallá. Coñazo de hombre, por dios.

Ande, lea a Mala un ratito y dignifíquese a gusto.

4 comentarios

  1. Pues hacer ese excell ya debería estar remunerado! Jajajaja y ya en serio,cada uno hace de su capa un sayo,ya lo dice el refranero español,cúlmen del saber popular 🙂

    1. Author

      Y tanto que tendría que estar remunerado, sobre todo porque al ritmo endiablado de interrogatorios al que te suelen someter, pronto tendré que hacer otro dedicado a responder si uso compresas de alas o sin alas. No es tarea fácil,eh?

      Les voy a decir a todos q le hagan preguntas a Siri, que para eso está. 😂

  2. Mala, dices verdades como puños.
    Que se meta cada uno en su vida.
    ¿Se nota que este tema lo sufro en mis propias carnes? (Que mal lo llevo, jajajajajaja…)
    Una vez me dijo una “Trabajadora” (que hace camas, limpia casas, prepara la comida…. y le pagan por ello), que yo era una mantenida (limpio la casa, preparo la comida, plancho…), Ella trabajaba pero yo no (será porque no me paga nadie).
    Así que lo mejor es reirse (que les jode un montón, jajajaja…)

    1. Author

      Dientesss dientesss. No falla!
      Y sobre todo, no te quejes de estar cansada porque te dirán: “cansada de qué??” 😬

      En el fondo, admiro a estos personajes. Son creadores de frases-himno que quedarán en la memoria de todos.
      Para mal, obviamente. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *